Los espacios creados por el hombre son UNA REPRESENTACIÓN FÍSICA DE SU MUNDO INTERNO; una personal combinación de percepciones, luz, calor, corrientes de aire, memorias, recorridos y circulaciones, imágenes culturales y arquetipos.
El Feng Shui designa 8 áreas vitales básicas, claramente demarcadas en los espacios. Estas son: recursos personales, trabajo, creatividad, conocimientos, reconocimientos clientes amigos, afectos, relaciones y familia.
Estas áreas son armonizadas en forma y color y puntos cardinales, y así la energía vital circula y la armonía se instala en lo externo e interno de sus habitantes.
El Feng Shui estructura los espacios habitables como una programación que al actuar en niveles arquetípicos genera los resultados deseados.
 
 Arq. Eduardo Víctor Kreiman // [email protected] // Cel: +54 (11) 5307-5201